Sin categoría

EXPERIENCIAS DEL DÍA A DÍA SOBRE LOS PREJUCIOS Y LOS RUMORES

Gran parte de nuestras compañeras del programa de mediación intercultural de Usera han vivido en primera persona situaciones, que reflejan ciertos prejuicios o ideas preconcebidas relacionadas con la nacionalidad. Todas estas falsas creencias, han afectado -muy negativamente- en el trato, y que han originado situaciones discriminatorias.

Hoy, en nuestro último post, queremos dedicaros esta entrada de Usera Antirumores.

  • Los años 90 en Madrid. Estaba en secundaria y al mediodía me fui al McDonald a comer, me sobró algo de comida y decidí pedir una bolsa al restaurante para llevarme las sobras. En el camino, me encontré con unas niñas, en las que al verme, alegaban que como era china, era pobre y que por eso llevaba una bolsa del McDonald por mochila. Decidí pararme y hablar con ellas. Me contaron que sus padres decían que los chinos que vivían en España eran todos comunistas y que por eso eran pobres. Al intentar hacerles ver que eso no es así, sobre todo hablando desde mi caso, ellas no daban crédito de lo que yo les decía, y afirmaban con rotundidad que lo que decían tanto su madre como padre era verdad y que yo mentía. Con este ejemplo, vemos como ya desde la infancia se va inculcando estos prejuicios e ideas preconcebidas, que condicionan las relaciones con determinados colectivos. Sin plantearse ninguna duda ante esas creencias, aunque tengan ante sus ojos las evidencias de que no son así.
  • A lo largo de mi vida, al conocer nuevas personas, una de las preguntas que más me han formulado es que si yo o algún miembro de mi familia sabíamos Kung Fu o Karate.  Esto va dedicado a aquellas personas que no han conocido en primera persona a alguien de nacionalidad asiática y se plantean estas dudas. Por favor, a reflexionad un poco, una cosa es que el karate o kung Fu tenga su origen en Asia, pero no todos los asiáticos sabemos de eso. Es como si dijéramos que el flamenco y la tauromaquia al ser típico español, implica que todos y todas las españolas saben bailar flamenco y torear.
  • Los chinos se comen a sus mascotas”, esta premisa es totalmente falsa. Yo cuando oía este tipo de frases, tenía la esperanza de que  la gente no lo creyera en serio y que fuera más bien un comentario humorístico. Pero estaba muy equivocada. Una experiencia de la que sigo teniendo el recuerdo muy presente, fue cuando una amiga de la universidad de mi hermana, venia constantemente a mi casa para los trabajos universitarios, y siempre que llegaba a casa, se paraba a ver a mi tortuga en su terrario y la miraba seriamente. Un día, esta amiga nos preguntó, si estábamos criando una tortuga para comérnosla. Mi hermana y yo, nos sorprendió esta pregunta y  le dijimos que NO, que era nuestra mascota, y no nos comemos a nuestras mascotas. A lo largo de mi vida, me han preguntado si los chinos nos comíamos a nuestras mascotas, como perros y gatos. Y me encuentro que cuando les dices que “no”, te lo rebaten diciendo que tal persona dice que sí lo hacemos o que lo ha visto en no sé qué página…, Y si les dices que “sí” (en tono sarcástico), se ofenden y te tratan de monstruo para arriba, sin dejarte tiempo para explicar el sin sentido de ese comentario.  Cuando me hacen esta pregunta, me parece tan absurda que hasta se me nota en la cara, y es que realmente se creen que convivo con una mascota durante muchos años, considerándola como una más de la familia y a la que quiero, sólo para luego comérmela. Los chinos no vemos a los perros que salen a pasear con sus dueños como trozos de comida andante, vemos que son perros, y podemos pensar: ¡oh, que perro más bonito!, ¡Qué cachorrito más gracioso!, pero no pensamos “¡Oh, ese perro al horno con salsa de soja debe estar delicioso!”
  • En el caso de la experiencia de una mujer latinoamericana, existe una gran discriminación y prejuicios negativos hacia este colectivo, en donde se insinúan que son mujeres fáciles, que tienen hijos con cada pareja con la que están…, todas estas ideas están fomentadas desde el machismo que propicia este tipo de cultura. Y que por el hecho de tener, en este caso,  hijos de dos matrimonios distintos, hacen que te traten de manera distinta, muchas veces con connotaciones negativas.
  • El español que se habla en distintos países de Latinoamérica, es “Español”. Se dice que los latinoamericanos no sabemos hablar o hablamos mal el español, llegando a emplear la palabra “indígena” con ánimo de menospreciar e insultarnos. Solo quiero resaltar con  este relato, que el español que se habla en Venezuela sigue siendo español, el español que se habla en Ecuador es español… Muchos lingüistas hablan del idioma como un organismo vivo, los idiomas a lo largo del tiempo sufren cambios influenciados por diversos factores como: el contexto que le rodea, el lugar, la sociedad, entre otros. En España no se habla el mismo castellano que se hablaba en el Siglo de Oro Español. No dudamos que el español que se habla en Andalucía es español, y siguiendo con esta premisa el español que habla un chileno sigue siendo español. Teniendo en cuenta al Instituto Cervantes como el gran referente de la enseñanza de la lengua castellana, encontramos que emplean diversos materiales como los manuales “Etapas” que tienen audios, videos y textos de distintas regiones del mundo donde se habla el español como lengua oficial.  Por este motivo, con esta entrada quiero desmentir que el rumor de que el español que se habla en Latinoamérica no es español, y defender que sí lo es. No hay necesidad de ser crueles u ofensivos por el acento o forma de hablar de una persona, ni de ser tratada de manera diferente por ello.
  • Por último, quiero resaltar que en Latinoamérica tienen una cultura muy rica y diversa. Los latinos no son todos mexicanos. En Latinoamérica hay más nacionalidades como: chilena, ecuatoriana, dominicana, peruana… No hay que asumir que en toda Latinoamérica se come solo tacos o se cantan rancheras. Cada país de Latinoamérica tiene su propia cultura, historia e identidad. Sí que es cierto que los mexicanos son latinos, pero no todos los latinos son mexicanos.  Esto mismo pasa con Asia, en España hemos tenido experiencias de cuando se hace referencia a Asia, asuman que China es Asia, llegando a decir que Japón está dentro de China. Los chinos son asiáticos, pero no todos los asiáticos son chinos. Asia es un continente que está compuesto por diversos países como: Corea, Singapur, China, Vietnam…  No deis por sentado que por el hecho de que una persona tenga apariencia asiática es china. Al igual que una persona de aspecto latino no tiene por qué ser mexicana. Antes de hacer un juicio a una persona desconocida, os invitamos a que entabléis una conversación para conocerla. Es muy importante en la lucha contra los prejuicios y la discriminación partir del entendimiento y del respeto mutuo.

Con todo esto, queremos agradecer a todas aquellas personas que hacen del mundo un lugar mejor.